Concentración 19-S por la Jubilación a los 60 años de los conductores profesionales

En la mañana del sábado 19 de septiembre, CSO ha reivindicado la jubilación de los conductores profesionales a los 60 años, estableciendo para ello coeficientes reductores como existen en otras profesiones de riesgo.

Exigimos la rebaja en la edad de jubilación, justo cuando desde el gobierno se quieren implantar medidas para hacer efectiva la jubilación real a los 67 años. Lo pedimos porque los datos no engañan, a partir de los 55 años la mortalidad en los conductores profesionales aumenta, el número de accidentes laborales es 7 puntos superior al resto de profesiones, y la misma patronal estudia los accidentes y enfermedades en los conductores profesionales.

No parece de sentido común que se obligue a un conductor a llevar un camión o un autobús con 67 años mientras se jubila a un policía con 59. En la mañana de hoy hemos iniciado un recordatorio, ya que esta propuesta no es de CSO, la llevan en sus programas otras alternativas sindicales, y partidos políticos, pero parece que solo lo llevan en los programas ya que a pesar de estar convocados no han asistido. Desde CSO animamos a la clase obrera a continuar la lucha por nuestras reivindicaciones, desde la máxima garantía de seguridad sanitaria, pero sin ninguna renuncia. Porque los derechos se defienden, seguimos en la lucha.

¡ Por la jubilación para los conductores profesionales a los 60 años !

Afíliate a CSO, solo la unión nos hace más fuertes: haz clic aquí.

Por la jubilación a los 60 años de los conductores profesionales

No seremos los primeros en reclamar coeficientes reductores para la jubilación a los conductores profesionales. Sabemos que está en las tablas reivindicativas de todas las organizaciones sindicales incluso de algunas patronales. Sin embargo, pasan los años y esta reivindicación que debería caer por su propio peso, ya que es una de las profesiones con mayor índice de siniestralidad, (el índice de mortalidad es 7 puntos más alto que la media) no prospera, mientras vemos como otras profesiones con menor desgaste físico y psíquico, pero con mayor insistencia o “capacidad mediática” consiguen acuerdos con los gobiernos para reducir la edad de jubilación.

La conducción profesional es una profesión de riesgo, sobre todo con el paso de los años, a partir de los 55 años la siniestralidad aumenta considerablemente, y no considerarla así es condenar a un colectivo a sufrir en los últimos años de su vida laboral a tener accidentes, fatiga, enfermedades posturales, morbilidad y muerte como consecuencia del trabajo.
Mueren más profesionales de la conducción que policías, bomberos, toreros, ferroviarios o trabajadores del mar, todas estas profesiones con coeficientes reductores en la edad de jubilación, lo que les permite una retirada anticipada sin merma económica. Consideramos que se debería legislar:
Coeficiente reductor para los conductores profesionales, con índices no menores a los 0.40 para conductores de internacional, y 0.30 para nacional.
Que nos podamos acoger a la jubilación parcial a partir de los 60 años, permitiendo los acuerdos y convenios en las empresas fomentando de este modo la renovación de plantillas.
Por ello nos sumamos y apoyamos las iniciativas políticas y/o sindicales tendentes a reformar la edad de jubilación en general, y muy en concreto aquellas que pretenden calificar como profesión de riesgo las relacionadas con el transporte, introduciendo coeficientes reductores que permitan la jubilación sin merma de derechos.

CSO y la acción sindical en el Grupo Vectalia

La empresa que nació con un autobús Alicante Alcoy, es hoy un gran grupo empresarial con implantación nacional e internacional con las fuerzas y capacidades de sus trabajadores, diversificando sus servicios, desde la gastronomía hasta las gasolineras, pasando por limpieza, seguridad, pero sin duda, lo que la posiciona como empresa líder es el transporte. Pues en una empresa de estas características, la dirección que actúa como grupo, no quiere trabajar como tal con sus plantillas y prefiere que cada empresa, aunque se dedique a lo mismo, tengan una negociación distinta. Es decir, utiliza eso de DIVIDE Y VENCERÁS. Quiere que sus trabajadores piensen que es mejor negociar empresa a empresa porque así no reparten la tarta.

Consejo Sindical Obrero considera que, dentro de un grupo empresarial, las empresas dedicadas al transporte urbano deben tener las condiciones más homogéneas posibles, en este caso MASATUSA, ALCOYANA Y TUASA. Así como las dedicadas al Transporte Interurbano deben conseguir también unas condiciones básicas comunes (ALCOYANA, SECCIÓN AUTO, MOLLA, TRIANGULO…) El GRUPO VECTALIA no diferencia en su web a las distintas empresas, solo distingue entre transporte urbano e interurbano. Entonces ¿Por qué si el trabajo es el mismo, los jefes son los mismos, las concesiones son administrativas con garantías de beneficio industrial, las plantillas no negocian las mismas condiciones?

La Dirección de Vectalia eliminó de manera unilateral el pago de las horas extras que se hacen en el transporte sin embargo no se dejan de hacer, solo que ahora las quiere compensar con descansos, es decir, se generan horas, pero la empresa en lugar de pagar da un descanso compensatorio dejando de pagar los pluses por día trabajado. Además, está implantando la interrupción de la jornada de trabajo fuera del domicilio aprovechando que el convenio firmado por UGT y CCOO lo permite, y para colmo a los conductores que hacen discrecional y están fuera de su domicilio tampoco les paga las horas, solo las dietas. Y todo sin negociación y en plena crisis sanitaria, donde la representación de las plantillas no podía reunirse con la empresa.

Consejo Sindical Obrero se reunió con la representación de las plantillas y solicitó una reunión conjunta para tratar los ERTES, la compensación de las horas, la interrupción de la jornada, las vacaciones…temas que afectan por igual al conjunto de las empresas. Pero el grupo prefiere reunirse una a una, lo dicho, pensando que dividiendo gana la banca. Sin embargo, para CSO los resultados deben ser iguales en cada empresa del grupo que hace lo mismo, por eso hemos planteado un Tribunal de Arbitraje Laboral que permita unificar las condiciones. Pensamos y defendemos la unidad de acción, ninguna empresa es más que otra, y por tanto apostamos por la negociación de grupo ya que ellos actúan como grupo cuando les interesa.

Consejo Sindical Obrero reivindica un sindicalismo donde impere la solidaridad, donde la asamblea sea quien decida, donde la negociación vaya ligada a la información y participación de las plantillas. Porque la división y la desinformación solo benefician al empresario.

La conserjería de la UMH sigue en la lucha por sus puestos de trabajo

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha paralizado la contratación de la consejería de Universidad Miguel Hernández. En la reunión de la semana pasada el Vicerrector de Infraestructura indicó a CSO que si el tribunal admitía la demanda y paralizaba el pliego la UMH tenía posibilidades de allanarse (aceptar la demanda e incluir la subrogación en el pliego de condiciones). Pero «donde dije digo, digo Diego». En la reunión mantenida el viernes defendieron a capa y espada no incluir la subrogación en el pliego de condiciones, asegurándonos que querían que se quedaran las compañeras, con la misma claridad que en la reunión anterior nos dijeron que incluirían la subrogación. Un sabio dijo que decir y hacer no solo no es lo mismo sino que a veces es justo lo contrario.

Desde CSO tenemos claro que incluir la subrogación es la única manera que se tiene de garantizar el empleo del personal de consejería. Si esperamos, como dice USO, a que se produzca el daño para denunciar ya estaremos en la calle, sin trabajo. Entonces lo único que podremos conseguir en los tribunales es que nos paguen 33 días por año en lugar de 20 por año que nos habrán pagado por el despido de Eulen. La reforma laboral, a la que le hicimos una huelga, pero que no teníamos que haber parado hasta tumbar, elimina los salarios de tramitación y los despidos nulos para estos casos.

Por ello seguimos insistiendo en que la acción judicial tiene que ir acompañada de movilización en la calle, si queremos tener éxito en nuestras demandas. Pero esta movilización no la tenemos que proponer los sindicatos, decidiendo por las trabajadoras y trabajadores, sino que tiene que ser decidido por quienes sufrirán las consecuencias. En la asamblea organizada por CSO el mismo viernes se decidió continuar con las movilizaciones por lo que el lunes 6 de julio a las 20:15h estaremos en la puerta de Rectorado de la UMH reclamando la inclusión de la subrogación en el pliego de condiciones.

La conserjería de la UMH se moviliza por la inclusión de la subrogación en el pliego

El 16 de junio la Universidad Miguel Hernández publicitó el pliego de condiciones para la licitación del servicio de conserjería de los edificios de la UMH en Elx, San Juan, Altea y Orihuela. Atrás quedaron las promesas del Rector, Juan José Ruiz Martínez, cuando para ganar las elecciones prometió convertir al personal de las conserjerías en personal de la Universidad, sin mediación no personal de empresas externas como ahora. Y sabía de que hablaba porque él era Vicerrector de Infraestructuras cuando las trabajadoras le exigían en 2015 que contemplara la subrogación en el pliego, como ahora. Desde CSO pedimos que se deje de regalar dinero público a las empresas cuando estas trabajadoras podrían ser personal propio y le saldría mucho más económico a la UMH. La cuenta es sencilla: el contrato tiene un precio de salida anual de 1.551.772,97€ de los cuales 152.450,66 se van a pagar como beneficio industrial a la empresa y otros 269.315,97 son de IVA. Si la UMH contratara directamente a las trabajadoras se ahorraría 421.766,63 € al año. Casi 1 de cada 3 Euros que se pagan a conserjería son un gasto innecesario para la universidad, regalados a la empresa o pagados en IVA que no tendríamos porqué. Consideramos esto una gestión negligente de los recursos públicos, que podrían dedicarse a becas a nuestros estudiantes que lo necesiten o a mejoras sociales para quienes trabajan en la propia universidad: casi medio millón de euros.

Pero la gota que colma el vaso es que en el pliego de condiciones no han incluido la subrogación de las trabajadoras, por lo que a la nueva empresa que entre le va a salir mucho más económico contratar a personal nuevo que subrogar al personal actual. Desde CSO entendemos que este pliego es ilegal, puesto que incumple el artículo 13.e de la Ley Valenciana 18/2018 de responsabilidad social de las administraciones públicas que obliga (“Las administraciones públicas incluirán”) a subrogar al personal en los pliegos de condiciones públicos e incluye explícitamente a las universidades en su ámbito de aplicación (artículo 2). Este aspecto se había comunicado en reiteradas ocasiones al Vicerrector de Infraestructuras por lo que desde CSO estamos estudiando demandar por prevaricación administrativa al vicerrector encargado si no se rectifica el pliego, que todavía se está a tiempo, puesto que decidió omitir este aspecto a sabiendas de que era obligatorio incluirlo.

Por ello convocamos una asamblea de trabajadores y trabajadoras de conserjería en Elx y se decidió iniciar las movilizaciones como una herramienta más de presión hacia la UMH para que rectifique el pliego e incluya la subrogación en el pliego. Esta serie de movilizaciones se iniciará con una concentración el próximo jueves día 25 entre las 15:30 y las 16:30 delante del edificio de Rectorado de la Universidad a la que os invitamos a asistir.