Davant del repartiment de mascaretes al professorat de l’ensenyament públic

Des del Consell Sindical Obrer volem expressar la nostra estupefacció per la pobra resposta de la Conselleria d’Educació, cultura i esport de la Generalitat Valenciana respecte a la Seguretat i la salut dels treballadors de l’ensenyament. L’última barbaritat valenciana és que repartirà mascaretes FFP2 a tot el professorat. El problema no és, evidentment, que vagen a repartir-se, sinó que es faça cinc mesos després de l’inici de les classes. Des de CSO vam demanar a la primera reunió del Comité de Seguretat i Salut d’Alacant que s’havia de repartir mascaretes FFP2 a tot el personal i que, a més s’havia de fer de forma centralitzada. Què vol dir això que cada centre compre les mascaretes?? Per què sobrecarregar més als equips directius amb labors que podien estar resoltes de forma centralitzada? A més: quin tipus de mascareta? A quin preu? Per a quants usos? La major part dels companys i companyes van haver de prendre decisions per a les quals ningú els havia preparat ni format. Molta improvisació quan hi havia hagut mesos per a organitzar-ho tot des de març. Després que demanarem des de CSO les mascaretes FFP2, Àngela Valverde, la presidenta del CSSL per part de l’administració a Alacant ens explicava que no calia. Segurs del fet que no era així, el 13 d’Octubre ho vam denunciar al servei de Prevenció de riscos de la conselleria que ens va informar que d’això s’encarregava una empresa que la conselleria havia subcontractat i finalment van acabar dient-nos que no calien.

Ara, cinc mesos després d’estar treballant, cinc mesos després d’haver posat en risc als  seus treballadors i treballadores, ens fan cas i anuncien a la premsa que van a repartir-les. Ens alegra que rectifiquen, encara que siga tard, però sembla que, de nou, és només propaganda. Hem rebut als centres partides tan xicotetes que no hi ha cap garantia que en tindrem per a cada dia com sí que van anunciar als mitjans. Entenem que la conselleria ha de publicitar el que fa, però sembla que l’objectiu és la publicitat en si, no el fet. Saben que una vegada fet públic el que queda a la població és que això s’ha fet, encara que no siga de veres. Aquesta forma d’actuar, que van iniciar el PP de Font de Mora i María José Català, no ha canviat amb els nous habitants Vicent Marzà i Miguel Soler. Des de CSO demanem una planificació centralitzada de la seguretat i la salut de les treballadores i treballadors de l’ensenyament per part de l’administració. Que es facen totes les actuacions que calen als centres i que no deixen caure tot el pes sobre les directives i els claustres, ja sobrecarregats de feina burocràtica i administrativa, que no millora per a res la tasca docent.

CSO denuncia ante la Inspección de Trabajo la temperatura de las aulas.

Desde CSO somos los primeros en reivindicar la importancia de que las aulas permanezcan abiertas a cualquier precio, porque entendemos el servicio que presta la educación pública en este país como un servicio fundamental, pero NO sin inversión. La Generalitat Valenciana, desde la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport, no está tratando a su alumnado y a sus trabajadores y trabajadoras, no como desearíamos, sino ni tan siquiera como ellos mismos se han mandado a hacerlo.

Debido a la pandemia de la Covid-19, la Conselleria de Educación envió unas órdenes para la ventilación de los centros en octubre en las que se indicaba la necesidad de ventilar con ventilación cruzada las aulas para poder impartir las clases. Era evidente que las temperaturas invernales no iban a ser las de octubre y que esta solución no iba a ser viable manteniendo las condiciones de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales que desarrolla el RD 486/1997. Durante estas fechas frías no se están manteniendo las temperaturas por encima de 17ª, sino que en muchas aulas se está trabajando con 8, 9 y 10º, usando chaquetas, gorros y guantes, tanto el personal como el alumnado.

La Conselleria de Educación no ha previsto de forma general las formas de ventilación adecuadas para mantener la temperatura necesaria en las aulas a la vez que se mantenían las medidas de prevención de la Covid-19. La Conselleria no ha realizado ningún plan coordinado con los Comités de Seguridad y Salud laboral para la implantación de sistemas de ventilación/calefacción adecuados que mantuvieran a la vez la temperatura y la calidad del aire. Si ha comprado, de forma estética, para la foto, algunos filtros HEPA que ha distribuido sin ningún criterio (al menos conocido por las delegadas y delegados del personal), pero se han enviado sin instrucciones de colocación, funcionamiento ni formación y sin saber a quién sí y a quién no y por qué. Si el PP hubiera realizado estas actuaciones la respuesta sindical hubiera sido contundente: ¿por qué este silencio ahora?

La situación se agrava muchísimo más en la provincia de Alicante, porque el INVASSAT, que era el servicio de prevención de la Conselleria de Justicia, con unas 5.800 personas, fue nombrado servicio de prevención de la Conselleria de Educación (con más de 25.000 trabajadores/as) sin ningún aumento de plantilla. Es decir que, de facto, estamos sin servicio de prevención. Las y los compañeros del INVASSAT hacen lo que pueden, pero es un trabajo ingente para 3 técnicos/as a cargo de más de 30.000 personas con un equipo médico de menos de 10 personas. Imposible que este servicio de prevención pueda llegar a los más de 700 centros de la provincia de forma efectiva. Por ello hemos solicitado a la Inspección de Trabajo que actúe y que obligue a la Conselleria de Educación a cumplir el RD 486/1997 combinado con las restricciones actuales para evitar la propagación de la Covid-19. Entendemos y estamos de acuerdo en declarar la educación como servicio necesario, pero NO sin dotar a este servicio de las condiciones necesarias para mantener la seguridad y salud de los trabajadores y las trabajadoras (así como del alumnado que asiste a clase).

La conserjería de la UMH se moviliza por la inclusión de la subrogación en el pliego

El 16 de junio la Universidad Miguel Hernández publicitó el pliego de condiciones para la licitación del servicio de conserjería de los edificios de la UMH en Elx, San Juan, Altea y Orihuela. Atrás quedaron las promesas del Rector, Juan José Ruiz Martínez, cuando para ganar las elecciones prometió convertir al personal de las conserjerías en personal de la Universidad, sin mediación no personal de empresas externas como ahora. Y sabía de que hablaba porque él era Vicerrector de Infraestructuras cuando las trabajadoras le exigían en 2015 que contemplara la subrogación en el pliego, como ahora. Desde CSO pedimos que se deje de regalar dinero público a las empresas cuando estas trabajadoras podrían ser personal propio y le saldría mucho más económico a la UMH. La cuenta es sencilla: el contrato tiene un precio de salida anual de 1.551.772,97€ de los cuales 152.450,66 se van a pagar como beneficio industrial a la empresa y otros 269.315,97 son de IVA. Si la UMH contratara directamente a las trabajadoras se ahorraría 421.766,63 € al año. Casi 1 de cada 3 Euros que se pagan a conserjería son un gasto innecesario para la universidad, regalados a la empresa o pagados en IVA que no tendríamos porqué. Consideramos esto una gestión negligente de los recursos públicos, que podrían dedicarse a becas a nuestros estudiantes que lo necesiten o a mejoras sociales para quienes trabajan en la propia universidad: casi medio millón de euros.

Pero la gota que colma el vaso es que en el pliego de condiciones no han incluido la subrogación de las trabajadoras, por lo que a la nueva empresa que entre le va a salir mucho más económico contratar a personal nuevo que subrogar al personal actual. Desde CSO entendemos que este pliego es ilegal, puesto que incumple el artículo 13.e de la Ley Valenciana 18/2018 de responsabilidad social de las administraciones públicas que obliga (“Las administraciones públicas incluirán”) a subrogar al personal en los pliegos de condiciones públicos e incluye explícitamente a las universidades en su ámbito de aplicación (artículo 2). Este aspecto se había comunicado en reiteradas ocasiones al Vicerrector de Infraestructuras por lo que desde CSO estamos estudiando demandar por prevaricación administrativa al vicerrector encargado si no se rectifica el pliego, que todavía se está a tiempo, puesto que decidió omitir este aspecto a sabiendas de que era obligatorio incluirlo.

Por ello convocamos una asamblea de trabajadores y trabajadoras de conserjería en Elx y se decidió iniciar las movilizaciones como una herramienta más de presión hacia la UMH para que rectifique el pliego e incluya la subrogación en el pliego. Esta serie de movilizaciones se iniciará con una concentración el próximo jueves día 25 entre las 15:30 y las 16:30 delante del edificio de Rectorado de la Universidad a la que os invitamos a asistir. 

1 Maig. A l’ensenyament, encara molt per aconseguir.

Aquest primer de Maig no podrem eixir al carrer, però encara ens queda molt per exigir a la Conselleria d’Educació: queden per aconseguir unes ràtios dignes a primària i a secundària, queden per recuperar les hores docents a secundària i abaixar les de primària, queda tornar-nos el tutor de primària que ens van furtar, la recuperació del nostre poder adquisitiu … I encara no hem eixit d’una crisi econòmica que pareix que anem de cap a una altra.

Si alguna cosa ha demostrat aquesta crisi, és l’alt nivell d’improvisació de la Conselleria d’Educació. Una vegada es decideix tancar tots els centres educatius i s’ha de passar a la docència virtual el primer que calia fer és formar al personal docent per a portar-ho a terme. En lloc de fer això no es va permetre als centres de Formació de professorat crear nous cursos per a ¿prioritzar els d’alumnat? ¿Sense haver format al seu personal?

Com sempre, l’ensenyament funciona per la professionalitat de les treballadores i treballadors que busquen formes per a aconseguir continuar amb la seua feina, formant-se on poden i buscant ferramentes per a continuar fent la seua tasca. Mentre, la conselleria, publicant normes per a indicar que tot això que estaven fent perquè funcionara l’ensenyament era il·legal (parlem del Zoom, Google Classroom, Moolde instal·lats, Hangout, Telegram, WhatsApp i mil ferramentes més). Mentre no ens donaven ferramentes nosaltres ho féiem com podíem i ens déien que no estava bé, però les mares, els pares, l’alumnat i la societat en general sí que han apreciat el nostre esforç. Molt programa Mulan i sursuncorda, però ni tan sols van donar una sessió de formació bàsica de com usar qualsevol d’aquestes ferramentes al personal que l’ha d’utilitzar (oficialment Moodle i Webex). Després d’anys de programes de formació empobrits per als docents ara depenem del que cadascú hem anat aprenent pel nostre compte. La tan escainada competència digital no s’adquireix per inspiració divina, com tot, necessita temps de formació com bé sabem els i les mestres. Aquesta forma d’implementar-ho està deixant a la cuneta a moltes companyes i companys, que se senten fora de tot i no poden fer la seua tasca en condicions.

Des de CSO exigim a la Generalitat que planifique més i faça menys publicitat. Que utilitze les ferramentes que té per a consultar les necessitats als centres: els claustres de professorat sabem què volem i necessitem. Aquest primer de maig exigim menys paperassa i més tenir en compte el treball efectiu que fan moltes i molts professionals de l’ensenyament.

Por el trato igualitario de toda la plantilla de la UMH, propia o externalizada.

Desde el pasado lunes 16 de marzo todas y todos estamos viviendo una situación de incertidumbre en la Universidad Miguel Hernández (UMH) provocada por dos actores principales: por un lado la Universidad y por otro la empresa EULEN.

Mientras que otras administraciones públicas y otras universidades (como la Univ. de Alicante), habían declarado desde los primeros días que se harían cargo de los gastos salariales de las plantillas externalizadas, la UMH no se comprometió a nada. Hasta que el día 17 de marzo el Gobierno publicó un primer decreto para evitar pérdidas a los empresarios, por un lado, e intentar reducir el desgaste de la seguridad social que se avecinaba para hacer frente a todos los Expedientes de Regulación de Empleo que empezaron a emitirse, por otro. A raíz de este primer Decreto, el viernes 27 de marzo la UMH envió una instrucción a las empresas para que gestionaran la recuperación de los gastos salariales de las plantillas que por causas debidas a la pandemia, no podían haber desempeñado su trabajo, entre ellas, la conserjería.

Según este primer decreto las administraciones públicas indemnizan a las empresas los salarios de las plantillas, no hay horas recuperables, pero tampoco hay beneficio empresarial. Así que la patronal aprieta al Gobierno que publica un segundo decreto el domingo 29 por la noche en el que se limita la actividad a únicamente la esencial, y se permiten los permisos retribuidos recuperables, es decir, no se trabaja ahora, pero se recuperarán las horas después (en principio, vigente hasta el 9 abril). Con este nuevo decreto, el beneficio empresarial está asegurado, porque las trabajadoras y trabajadores tendrían que sacar de su tiempo de descanso y de sus vacaciones las horas que en estos días no hubiera podido trabajar. En el caso de la conserjería, no se ve viable desde la UMH la aplicación de este criterio, porque no hay horarios para recuperar horas.

Por otro lado, desde EULEN no consideran suficiente la medida de recuperar los salarios propuesta por la UMH. Para ellos, una empresa internacional que facturó en 2018 la friolera de 1600 millones de euros, el hecho de afrontar el pago de la seguridad social de toda la plantilla les suponía un problema.

Y entonces el gobierno publica el día 31 de marzo por la noche, un nuevo decreto que permite incluir los gastos de seguridad social como indemnizables por las administraciones públicas.

Con este nuevo panorama, EULEN no tiene excusa para no acogerse al RDL 8/2020, solicitar a la UMH los salarios y la seguridad social, dejando de percibir un beneficio empresarial que de todas formas tampoco va a obtener aplicando el ERTE que tenía planeado.

Pero esto no ha terminado, desde CSO estamos convencidos de que desde el Gobierno habrá más ayudas, subvenciones, préstamos a bajo interés, en definitiva cientos de posibilidades de que las empresas no vean mermados sus beneficios. Pero eso no pasará con las obreras y obreros que en ERTEs pierden un 30% de su salario… para estas no habrá recompensa ni reconocimiento por los esfuerzos que se han hecho, se hacen y se harán.