El Gobierno cede ante las presiones de los concesionarios del transportes publico de viajeros con el visto bueno del Ministerio de Sanidad.

La pasada semana ya advertíamos de que Gobierno y Patronal del Transporte de Viajeros se iban a reunir para pactar un aumento en el aforo de los vehículos y, desgraciadamente, así ha sucedido.

Desde Consejo Sindical Obrero queremos denunciar lo que entendemos un atentado contra la salud pública para reducir el déficit de los operadores del sector.


No entendemos como el Ministerio de Sanidad acceda y permita un 50% de aforo en el transporte público (36 personas en autobuses normales, 57 en articulados y 14 en micro-buses), un espacio reducido con mínima ventilación y en donde las medidas de higiene son totalmente insuficientes, en el mejor de los casos los vehículos solo se limpian y desinfectan una vez al día después de haber pasado centenares de usuarios por ellos.

Tampoco entendemos cómo el Gobierno accede a estas peticiones de la patronal en vez de aumentar el servicio para minimizar riesgos y proteger al máximo a la ciudadanía, servicios que recordemos están muy por debajo de los de una situación normal y sometiendo a los trabajadores del sector a situaciones de ERTE.

Es evidente que en este país prima más el beneficio de las grandes empresas que la salud de los ciudadanos, y desde C.S.O nos preguntamos:

¿ Se permitiría esta barbarie si la gestión del transporte de viajeros fuera pública en vez de privada ?

1º Mayo CSO – la negociación colectiva es de l@s trabajador@s del sector

El sindicato es, y no debería haber dejado de ser nunca, una herramienta de las trabajadoras y los trabajadores para mejorar condiciones de trabajo. Cuando otros se referencian en la firma de cualquier cosa para sobrevivir desde CSO seguimos insistiendo: las decisiones colectivas son superiores a las individuales, la asamblea de trabajadores es el órgano que debe decidir sobre sus convenios, sobre sus condiciones de trabajo. Únete a CSO para que sea así.

¡Viva el primero de Mayo!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

Cómo solicitar las ayudas de la GVA quien esté afectad@ por un ERTEs

Una vez publicado el decreto 54/2020 de aprobación de las bases reguladoras para la concesión directa de ayudas a trabajadores y trabajadoras afectadas por un ERTE resumimos cómo funciona:

ASPECTOS MÁS RELEVANTES DEL DECRETO 54/2020 DE LA GVA

  • El sistema de concesión es directa y se impulsará de oficio en todos sus trámites. Esto quiere decir que los potenciales beneficiarios NO tienen que efectuar ningún trámite.
  • El órgano gestor de las ayudas será la Agencia Tributaria Valenciana que recabará de la Dirección General de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral, del Servicio de Valenciano de Empleo y Formación (LABORA), del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y de cualquier otra administración o entidad pública, la información estrictamente necesaria para el otorgamiento de las ayudas y propondrá a través de una comisión técnica
  • Resolverá la concesión de las ayudas reguladas en este decreto la Conselleria de Economía Sostenible

MECANISMO PARA RESOLVER POR LA COMISIÓN TÉCNICA

  • Recibida la documentación necesaria para proceder a la concesión de estas ayudas, se remitirá a la Comisión Técnica, que ordenará a las posibles personas beneficiarias en función de su base de cotización y determinará aquella en la que se agota el importe global. En el caso de que al agotarse el importe global existiesen varias personas beneficiarias con idéntica base de cotización, la Comisión Técnica podrá requerir a aquellas para que acrediten su fecha de nacimiento cuando no dispusiera de dicha información. Transcurrido el plazo del requerimiento, la Comisión Técnica determinará la persona beneficiaria en la que se agota el importe global de las ayudas.
  • El pago de las ayudas se realizará mediante transferencia a la correspondiente cuenta bancaria de las personas beneficiarias que haya facilitado el Servicio Público de Empleo Estatal.

PERSONAS BENEFICIARIAS Y REQUISITOS

  • Tener la condición de trabajadoras por cuenta ajena.
  • Que presten sus servicios en centros de trabajo radicados en la Comunitat Valenciana.
  • Que su contrato de trabajo haya sido suspendido temporalmente, de forma total, por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor relacionadas con la Covid-19. impacto económico y social de la Covid-19.
  • Que se encuentren incluidos en un ERTE solicitado entre el 14 de marzo y el 30 de abril de 2020, ambos inclusive, que haya sido aprobado por la autoridad laboral, ya sea de forma expresa o por silencio administrativo.
  • Estar registrado en el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (LABORA) con motivo del ERTE.

IMPORTE DE LAS AYUDAS Y CRÉDITO MÁXIMO DE LA GENERALITAT

  • La cuantía de la ayuda ascenderá a 150,00 euros por persona beneficiaria.
  • Los créditos máximos que financiarán estas ayudas ascienden a 30.000.000,00 de euros.
  • La concesión de las ayudas se priorizará en función de la base de cotización de las posibles personas beneficiarias hasta que se agote el importe global, de forma que tendrán prioridad las personas cuyas bases de cotización sean inferiores. En el caso de que existiesen varias personas con idéntica base de cotización tendrá prioridad la de mayor edad. Se entenderá por base de cotización la que haya servido para el cálculo de la base reguladora de la prestación en el ERTE.
  • La Comisión Técnica confeccionará la relación de personas beneficiarias y elevará una propuesta de resolución de concesión.

Si tienes dudas, o quieres ampliar información contacta con nosotr@s

Recuerda, el sindicato eres tú compañer@, afíliate

CSO insta a las administraciones a potenciar el transporte público y la movilidad sostenible

Frente a la situación actual de reducción de frecuencias  y expedientes de reducción de empleo, CSO considera que la pandemia debe permitir una concienciación rotunda sobre el uso de los medios sostenibles y públicos frente a la proliferación del vehículo privado.

La situación de crisis provocada por el virus nos debe hacer ver que hay movilidades prescindibles y por tanto se puede reducir el tráfico, fomentando los desplazamientos a pie, en bicicleta o en transporte público.  Para ello es imprescindible asegurar una oferta adecuada a las necesidades de la sociedad, evitando aglomeraciones en las paradas o dentro de los autobuses, garantizando de este modo la seguridad sanitaria en el transporte público.

En CSO consideramos que es imprescindible aumentar la velocidad comercial del transporte para garantizar su uso con las medidas necesarias de seguridad, y entendemos que ese incremento se puede lograr con medidas sencillas como:

  1. PRIORIZAR EL PASO SEMAFÓRICO PARA EL TRANSPORTE PÚBLICO.
  2. AMPLIAR EL NÚMERO DE CARRILES BUS RESERVADOS, cumpliendo el artículo 71.5 de la Ley 6/2011, de 1 de abril, de la Generalitat, de Movilidad de la Comunidad Valenciana: «existirá un carril expresamente reservado para el transporte público siempre que la frecuencia de los servicios públicos de transporte que lo utilicen sea superior a una expedición cada cinco minutos.
  3. ELIMINAR LOS ASIENTOS NECESARIOS PARA QUE LOS PASAJEROS QUE VAYAN EN EL BUS SENTADOS CUMPLAN CON LOS REQUISITOS ESTABLECIDOS POR SANIDAD.
  4. ESTABLECER MEDIOS DE PAGO EN EL CENTRO DE AUTOBÚS Y NO JUNTO AL CONDUCTOR.
  5. PONER MAMPARAS DE PROTECCIÓN EN TODOS LOS AUTOBUSES.
  6. INCREMENTAR LAS FRECUENCIAS EN LAS HORAS PUNTAS
  7. RETIRADA DE  LOS ERES EN EL TRANSPORTE PÚBLICO PARA PODER PRESTAR EL SERVICIO.

Por otra parte se debería ir planificando la ampliación de las aceras para permitir el paso de los ciudadanos respetando la distancia social establecida por sanidad, así como hacer una apuesta clara por el aumento de los carriles bicis en nuestras ciudades.

En CSO consideramos que es el momento de apostar por lo público, por recuperar las concesiones hoy en manos privadas, para garantizar que los beneficios se reviertan a la misma sociedad que los genera, y vemos con preocupación que gobierno y la patronal del sector, quieran acordar un aumento de la capacidad de uso de los autobuses del 30% actual a un 50%, poniendo en riesgo a usuarios y trabajadores para ahorrar costes,  en vez de aumentar el servicio actual para poder hacer frente a la demanda que se prevé a partir de la próxima semana en el inicio de la desescalada