CSO denuncia el convenio de Cines en la provincia de Alicante

En junio del 2017 se firmó el Convenio de Cines de la provincia de Alicante, con un ámbito temporal que iba desde el 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre del 2018, es decir, cuatro años. El Convenio se debe denunciar antes del final del año, sin embargo, en el 2018 no se hizo y se aplicó el IPC real que ese año fue 1’2. Para el 2020, si no se denunciaba el convenio antes de fin de año, la subida hubiese sido del 0’8%, y sólo podían denunciar el convenio los sindicatos más representativos o que tengan al menos un 10% de representación en el sector y ámbito territorial.

CSO (Consejo Sindical Obrero) nació hace un par de meses, y nacimos ante la inacción de los más representativos, que sin consultar con las plantillas dan por bueno un Convenio que no les aplican a ellos. Las y los trabajadores del sector no queremos una subida del 0’8% en unos salarios ridículos, con unas jornadas complicadas y sin posibilidad de conciliación.

En el último convenio, la patronal ya apretó y con la crisis como amenaza consiguió introducir la compensación y absorción, con lo que podían no subirnos el salario si en nuestra centro de trabajo lo teníamos por encima del convenio.

Nos introdujeron el computo de jornada cuatrisemanal, eliminando de este modo la posibilidad de descansos o horas extras si la jornada se excedía. Pero lo que es más grave, la regulación de la jornada quedaba en manos del empresario, un mes pueden darnos menos horas y en periodos puntas ampliarnos la jornada.

Las personas que trabajamos en el sector de cines, no tenemos garantizados ningún fin de semana ni festivo, estos dependen de la voluntad de la empresa, que a pesar de introducir los contratos específicos de fin de semana o por horas, no garantiza el descanso a sus trabajadores.

Y por último, después de mucho pelear para conseguir que las funciones extraordinarias tengan un precio extraordinario, con el convenio se pacto que la empresa podía incluir estas funciones dentro de la jornada habitual, por lo que no se pagan.

Y estando así las cosas, no entendemos como los sindicatos con mayor representación no denuncian el convenio, dejándonos en estas condiciones. ¿por miedo a la negociación? Las trabajadoras y trabajadores afectados no tenemos miedo a negociar nuestras condiciones laborales y salariales. Ese es el motivo, que llegado el final de año, el CONSEJO SINDICAL OBRERO, ha presentado candidaturas en tres cines, obteniendo delegadas y delegados que nos han permitido realizar la denuncia del convenio.

Ahora, toca que las plantillas de los cines se reúnan, vean sus condiciones laborales, veamos la realidad del sector, donde podemos regular y donde debemos recuperar. Pero serán las y los trabajadores del Cine quienes decidiremos nuestras condiciones, pactando con la representación patronal lo que seamos capaces de conseguir. Queremos que el convenio de cines deje de ser una película de terror para ser una profesión digna y no de paso.