No a ERTE de La Alcoyana

DESPUÉS DE LA REUNIÓN MANTENIDA POR EL CONSELLER ARCADI ESPAÑA CON LAS EMPRESAS DE TRANSPORTE PÚBLICO, EL CONSEJO SINDICAL OBRERO INSTA A LA CONSELLERÍA A RETIRAR LOS ERES EN EL SERVICIO PÚBLICO DE AUTOBUSES

El 23 de abril remitíamos un escrito al Conseller de Politica Territorial, Obras Públiques i Mobilitat, Arcadi España, manifestando nuestro rechazo al Expediente de Regulación de Empleo en las concesiones del Transporte Público de la Generalitat, al entender que justo con la crisis sanitaria se debería ofertar mejor servicio, no reducir el mismo lo que genera miedo y perdidas económicas.

El 30 de abril reiteramos la necesidad de retirar el ERE en ALCOYANA así como algunas medidas para mejorar el servicio, como los carriles reservados que mejorarían la frecuencia y por tanto abaratan costes.

Consejo Sindical Obrero ha escuchado las declaraciones del Conseller tras la reunión mantenida con el sector del transporte de viajeros de nuestra Comunidad, en las que ha anunciado que el Gobierno valenciano «se compromete a ayudar con al menos 3 millones de euros, cantidad que se puede aumentar, a mejorar la situación del sector, uno de los más castigados por esta crisis sanitaria, con un descenso notable de viajeros» y nos ha sorprendido.

No duda en reunirse con los empresarios para garantizarles que habrá dinero para paliar sus perdidas de ingresos, pero ninguna de las empresas que ha aplicado los ERES han negociado con sus plantillas una ayuda a las perdidas de sus trabajadores y trabajadoras. Hubiera sido un buen momento para estudiar que concesiones deber prestar la consellería en lugar de las empresas privadas, de este modo no tendría que dedicar dinero para cubrir sus perdidas de beneficios, y decimos bien, menos beneficios.

Desde Consejo Sindical Obrero INSISTIMOS en la retirada de los ERE en el transporte público como única herramienta de volver a la normalidad y dar un servicio eficaz, pero ello debe ir acompañado de carriles reservados de común acuerdo con el ayuntamiento y de otras medidas como la prioridad semafórica.

Si el Gobierno Valenciano establece una partida de al menos 3 millones de euros y además las empresas no han pagado la seguridad social ni el salario de sus plantillas, ¿ese dinero no debería repercutir también en los trabajadores que somos los que verdaderamente hemos realizado el esfuerzo?

Desde Consejo Sindical Obrero, consideramos que en estos momentos la participación es importante, se debe escuchar a todos y todas, por eso nos parece bien sus reuniones, y por ello, aunque seamos un nuevo sindicato, nos gustaría que se nos escuchase porque también tenemos cosas que decir.

¿Qué ocurre en el convenio de mercancías?

En febrero de 2018 se firmaron las últimas tablas salariales del convenio del transporte de mercancías de Alicante por los delegados sindicales (que por aquel entonces estábamos en un sindicato mayoritario) y ahora somos Consejo Sindical Obrero. Aquel convenio del 2015-2018, supuso un incremento salarial, en su conjunto, de un 6,6%.
Dos años después, seguimos con las mismas tablas, que a fecha de hoy, después de todo este tiempo, son un poco más duras. El equipo negociador que conseguimos la igualación salarial con el convenio del transporte de mercancías de Valencia, observamos como la negociación se ha convertido en una caricatura y una debilidad de los sindicatos presentes CCOO y UGT.
Durante todo este tiempo, poco hemos sabido del Convenio. El hacer asambleas para explicar en que grado se encuentra la negociación y si es necesario “apretar” para ayudar a desbloquear el convenio, es algo que no se encuentra en la agenda de los negociadores de CCOO ni UGT. De todos es sabido que sin explicaciones no puede haber movilizaciones.

Desde Consejo Sindical Obrero, un sindicato que es nuevo pero no sus sindicalistas que ya estuvimos negociando la equiparación del Convenio con el de Valencia, con muchas asambleas, reuniones, y convocatoria de huelga, EXIGIMOS INFORMACIÓN Y PARTICIPACIÓN de LOS Y LAS TRABAJADORAS DEL SECTOR, porque sabemos que la patronal nunca ha regalado nada, ni en el Convenio ni en la negociación en las empresas, y sin la participación de las plantillas, nada bueno se conseguirá.

El Transporte de Mercancías ha demostrado en estos meses su necesidad. Los trabajadores hemos demostrado nuestra implicación, desde los conductores que han asumido la modificación de sus condiciones de trabajo, ampliando sus jornadas, hasta los mozos de almacén pasando por el personal de oficinas, que han estado todas y todos a pie de obra, mientras el sector no ha perdido capacidad de negocio, salvo excepciones.

Por eso, CSO considera que la patronal nos debe un convenio digno YA, basta de darle vueltas al mismo, nos debe un convenio donde se regule la subcontratación, se reduzca la jornada anual con días de descanso, se eliminen las horas y las que se tengan que hacer se paguen verdaderamente como extras, al igual que las horas nocturnas, y por supuesto, debemos incrementar los salarios.

Si esta patronal no quiere negociar con sus trabajadores que han demostrado estar a las duras, tendremos que trabajar por conseguir una gran movilización en el sector, incluidas las empresas que tienen acuerdos por encima del Convenio, porque los acuerdos no vinculados lo que consiguen es dividir a las plantillas y que gane la banca, en este caso el empresario.

SI A LA PATRONAL LE EXIGIMOS LA FIRMA DE UN CONVENIO, A LOS SINDICATOS PRESENTES EN LA MESA DE NEGOCIACIÓN, LES EXIGIMOS ASAMBLEAS INFORMATIVAS PARA QUE ENTRE TODOS SE DECIDA EL FUTURO DEL CONVENIO.

CSO insta a las administraciones a potenciar el transporte público y la movilidad sostenible

Frente a la situación actual de reducción de frecuencias  y expedientes de reducción de empleo, CSO considera que la pandemia debe permitir una concienciación rotunda sobre el uso de los medios sostenibles y públicos frente a la proliferación del vehículo privado.

La situación de crisis provocada por el virus nos debe hacer ver que hay movilidades prescindibles y por tanto se puede reducir el tráfico, fomentando los desplazamientos a pie, en bicicleta o en transporte público.  Para ello es imprescindible asegurar una oferta adecuada a las necesidades de la sociedad, evitando aglomeraciones en las paradas o dentro de los autobuses, garantizando de este modo la seguridad sanitaria en el transporte público.

En CSO consideramos que es imprescindible aumentar la velocidad comercial del transporte para garantizar su uso con las medidas necesarias de seguridad, y entendemos que ese incremento se puede lograr con medidas sencillas como:

  1. PRIORIZAR EL PASO SEMAFÓRICO PARA EL TRANSPORTE PÚBLICO.
  2. AMPLIAR EL NÚMERO DE CARRILES BUS RESERVADOS, cumpliendo el artículo 71.5 de la Ley 6/2011, de 1 de abril, de la Generalitat, de Movilidad de la Comunidad Valenciana: «existirá un carril expresamente reservado para el transporte público siempre que la frecuencia de los servicios públicos de transporte que lo utilicen sea superior a una expedición cada cinco minutos.
  3. ELIMINAR LOS ASIENTOS NECESARIOS PARA QUE LOS PASAJEROS QUE VAYAN EN EL BUS SENTADOS CUMPLAN CON LOS REQUISITOS ESTABLECIDOS POR SANIDAD.
  4. ESTABLECER MEDIOS DE PAGO EN EL CENTRO DE AUTOBÚS Y NO JUNTO AL CONDUCTOR.
  5. PONER MAMPARAS DE PROTECCIÓN EN TODOS LOS AUTOBUSES.
  6. INCREMENTAR LAS FRECUENCIAS EN LAS HORAS PUNTAS
  7. RETIRADA DE  LOS ERES EN EL TRANSPORTE PÚBLICO PARA PODER PRESTAR EL SERVICIO.

Por otra parte se debería ir planificando la ampliación de las aceras para permitir el paso de los ciudadanos respetando la distancia social establecida por sanidad, así como hacer una apuesta clara por el aumento de los carriles bicis en nuestras ciudades.

En CSO consideramos que es el momento de apostar por lo público, por recuperar las concesiones hoy en manos privadas, para garantizar que los beneficios se reviertan a la misma sociedad que los genera, y vemos con preocupación que gobierno y la patronal del sector, quieran acordar un aumento de la capacidad de uso de los autobuses del 30% actual a un 50%, poniendo en riesgo a usuarios y trabajadores para ahorrar costes,  en vez de aumentar el servicio actual para poder hacer frente a la demanda que se prevé a partir de la próxima semana en el inicio de la desescalada

1 Mayo 2020. Por una jubilación a los 60 años de los conductores profesionales.

Según la norma la edad mínima de jubilación en el Régimen General de la Seguridad Social podrá ser rebajada en aquellos grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre y causen elevados índices de morbilidad o mortalidad. La edad constituye un factor determinante en la pérdida o disminución de determinadas capacidades motoras, sensoriales y cognitivas necesarias para una conducción segura. De hecho, no se pone en duda que con la edad los accidentes laborales producto de la conducción profesional aumentan en número y en gravedad, llegando a ser muy superiores al resto de actividades. Entonces, ¿Qué hacer?

Desde CSO lo tenemos claro, CUMPLIR LA LEY Y ESTABLECER REBAJAS EN LA EDAD DE JUBILACIÓN EN LAS PROFESIONES RELACIONADAS CON EL TRANSPORTE. Por eso organizamos desde CSO teníamos convocada una concentración en Alicante para el 18 de abril que por culpa del Covid-19 no se podrá realizar, pero seguiremos combatiendo par conseguirlo cuando salgamos de nuestras casas. Aquí os dejamos la octavilla que ya teníamos impresa:

CSO denuncia ante la Conselleria la disminución de frecuencias en La Alcoyana

Después de la reducción de frecuencias y coches que ha realizado la empresa desde CSO hemos remitido una comunicación a Arcadí España García (Conseller de política territorial, obres Públiques i Mobilitat) y a Rafael Climent González (Conseller d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball), puesto que esta reducción incumple la normativa publicada por la Generalitat (DOGV 8792). Os dejamos aquí el boletín que hemos distribuido entre la plantilla