Contra el golpe de estado en Bolivia. La democracia de los poderosos debe pasar al pueblo trabajador

Estamos comprobando como el miedo al poder obliga a repetir elecciones, a renunciar a principios, a aceptar como única salida la que ofrece el capital. Lo vemos en España con la renuncia a derogar las reformas laborales y eliminar la ley mordaza, lo hemos comprobado incluso en la celebración de 4 elecciones para el congreso en los últimos 4 años. Hay que repetir hasta que le guste los resultados al patrón.

Pero no es un problema del estado español. Es un problema del imperio, y el imperio es el Capitalismo. Desde hace muchos años, todos sabemos que EEUU trata a América Latina como su patio trasero, los utiliza, los saquea y mientras sean dóciles, les instala sus grandes fábricas que expolian sus recursos naturales. Cuando un país intenta defender su soberanía les cae encima todo el peso de sus grandes medios de comunicación (también los españoles) tratando a ese país como subdesarrollado, inculto, y falto de democracia. Le aplica un bloqueo comercial y provoca huelga de los empresarios para desabastecer al país, hasta lograr un golpe de estado. Es táctica habitual en multitud de países del continente americano. Lo hicieron en Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Peru, Ecuador, Venezuela, Panama, Guatemala, El Salvaldor….

La llegada de TRUMP ha vuelto a los peores tiempos en América Latina, a las democracias arrodilladas, que asesinan a su pueblo como en Chile y Ecuador. Y cuando en Bolivia volvió a ganar las elecciones Evo Morales no lo soportaron.

Evo Morales ha ganado las elecciones y el golpe de estado se preparó desde hace tiempo, con millones de dólares invertidos en comprar y movilizar a los que están creando esta violencia y siendo al mismo tiempo víctimas de su propia ignorancia.

Evo Morales gano las elecciones como resultado de una largo proceso de mejoras en la condición de vida de las mayorías, de defensa de los recursos naturales que ambiciona el imperio, de soberanía política y de unidad latinoamericana.

Desde el CSO (Consejo Sindical Obrero) queremos transmitir nuestra solidaridad y apoyo al pueblo de Bolivia y a su legítimo gobierno.

¡ Basta de violencia !

¡ Respeto a los procesos democráticos y antiimperialistas !

En Alicante se ha convocado una concentración por el MOVIMIENTO DE RESISTENCIA GLOBAL, CONTRA EL GOLPE, EL PRÓXIMO MIÉRCOLES 13 A LAS 20 EN LA PUERTA DE LA ESTACIÓN DE RENFE ALICANTE

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta