Laudo arbitral en Masatusa

El último viernes de febrero se realizó el LAUDO ARBITRAL ante la NO ACEPTACIÓN DE LA CANDIDATURA DE CONSEJO SINDICAL OBRERO.

No sabemos si repetirán las elecciones o no. No sabemos si ganaremos el Laudo arbitral, en todo caso, lo que parece seguro es que las ELECCIONES EN MASATUSA acabaran en el juzgado, gane quien gane. Porque parece que al Comité de Empresa compuesto por CCOO y UGT y a la empresa, no les interesa que entren otras opciones sindicales que renueven la realidad sindical en la empresa.

A CSO no se le aceptó la candidatura a pesar de estar entregada en tiempo y con las formalidades requeridas por Trabajo, numero de firmas, modelo, etc. Lo mismo le pasó a CGT. ¿No parece extraño que este año en el que se presentan dos nuevas opciones, quieran cambiar el sistema de entregar las candidaturas sin avisar y sin que la mesa electoral este liberada para recepcionar las candidaturas?

El viernes algo quedó claro. Como todos los trabajadores y trabajadoras de la empresa, la mesa electoral sabía que tanto CSO como CGT se iban a presentar. Así mismo la empresa en todo momento era consciente de estas candidaturas. De hecho, CSO se entrevistó con la Directora de Recursos Humanos para entregarle la constitución de la Sección Sindical, antes de las elecciones, y se comentó la necesidad de regular el tablón y los derechos sindicales entre otros temas.

El presidente de la Mesa electoral ha reconocido en el Laudo que era consciente de la existencia de otras candidaturas, (pero que nadie se las entregó). La Empresa ha reconocido que la mesa electoral no estaba liberada y que a petición del Comité la libero después de la entrega de las candidaturas del CSO y cgt, unas horas antes del último día( 18 h a 20 h) sin avisar al resto de organizaciones sindicales y sin poner junto al calendario electoral las horas liberación del la mesa electoral en el tablón.

El presidente de la mesa de las pasadas elecciones, hoy jubilado, ha manifestado que las candidaturas las recepcionaba la empresa, y a él se las daba la empresa junto con el censo electoral el día de las elecciones. Además, el administrativo adjunto al jefe de explotación ha reconocido que en años anteriores él recepcionaba candidaturas, y que este año, las registró y guardo en un cajón. ¿porque no las entrego a la mesa electoral como otros años, cuando les comunico la liberación?

Es decir, quedo claro que siempre se ha entregado las candidaturas en la administración. Este año, a petición del Comité se ha liberado a la mesa para hacerle entrega exclusivamente de las candidaturas de CCOO y de UGT, excluyendo del proceso a CSO y a CGT. La empresa no ha comunicado la liberación de la mesa electoral al resto de otras opciones sindicales, tratando de impedir con su actitud nuestra participación.

Por otro lado, CSO también impugnó que el servicio de inspección es personal de movimiento y tienen que votar en el colegio de técnicos no cualificados como dice el convenio colectivo de la empresa. Tienen la misma jornada de trabajo diaria, la misma jornada de trabajo anual, las mismas vacaciones y el cobro diario a diferencia de la administración que trabajan de lunes a viernes de jornada de 9 h 15 h a , y para más claridad, los inspectores son conductores que pasan a inspectores, pero NO necesitan tener ninguna titulación específica. De hecho hay conductores que hacen funciones de inspección y votaron en el colegio de técnicos no cualificados.

Como decíamos al principio, podemos ganar o perder el laudo arbitral, pero lo que ya ha quedado claro es que a la dirección de la empresa no le interesa que estemos presentes y, que se siente más a gusto con CCOO y UGT en el Comité, y que estos sindicatos a los que se les llena la boca de representar a toda la plantilla, no quieren que la plantilla verdaderamente este representada en el comité, ya que sería a costa de perder algún delegado.

Ganaremos o perderemos, se repetirán o no las elecciones, la realidad en MASATUSA ya no será la misma. Desde el Viernes sabemos que mienten, que son capaces de retorcer la realidad para impedir que la plantilla vote libremente. Parece que se vive bien pactando con la empresa una paz laboral que nos lleva a perder derechos. Ganemos o perdamos el laudo arbitral vamos a cambiar esta situación en la empresa, porque ya hay otra voz en la empresa, que informa y da participación a los conductores y conductoras.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta