CSO y la acción sindical en el Grupo Vectalia

La empresa que nació con un autobús Alicante Alcoy, es hoy un gran grupo empresarial con implantación nacional e internacional con las fuerzas y capacidades de sus trabajadores, diversificando sus servicios, desde la gastronomía hasta las gasolineras, pasando por limpieza, seguridad, pero sin duda, lo que la posiciona como empresa líder es el transporte. Pues en una empresa de estas características, la dirección que actúa como grupo, no quiere trabajar como tal con sus plantillas y prefiere que cada empresa, aunque se dedique a lo mismo, tengan una negociación distinta. Es decir, utiliza eso de DIVIDE Y VENCERÁS. Quiere que sus trabajadores piensen que es mejor negociar empresa a empresa porque así no reparten la tarta.

Consejo Sindical Obrero considera que, dentro de un grupo empresarial, las empresas dedicadas al transporte urbano deben tener las condiciones más homogéneas posibles, en este caso MASATUSA, ALCOYANA Y TUASA. Así como las dedicadas al Transporte Interurbano deben conseguir también unas condiciones básicas comunes (ALCOYANA, SECCIÓN AUTO, MOLLA, TRIANGULO…) El GRUPO VECTALIA no diferencia en su web a las distintas empresas, solo distingue entre transporte urbano e interurbano. Entonces ¿Por qué si el trabajo es el mismo, los jefes son los mismos, las concesiones son administrativas con garantías de beneficio industrial, las plantillas no negocian las mismas condiciones?

La Dirección de Vectalia eliminó de manera unilateral el pago de las horas extras que se hacen en el transporte sin embargo no se dejan de hacer, solo que ahora las quiere compensar con descansos, es decir, se generan horas, pero la empresa en lugar de pagar da un descanso compensatorio dejando de pagar los pluses por día trabajado. Además, está implantando la interrupción de la jornada de trabajo fuera del domicilio aprovechando que el convenio firmado por UGT y CCOO lo permite, y para colmo a los conductores que hacen discrecional y están fuera de su domicilio tampoco les paga las horas, solo las dietas. Y todo sin negociación y en plena crisis sanitaria, donde la representación de las plantillas no podía reunirse con la empresa.

Consejo Sindical Obrero se reunió con la representación de las plantillas y solicitó una reunión conjunta para tratar los ERTES, la compensación de las horas, la interrupción de la jornada, las vacaciones…temas que afectan por igual al conjunto de las empresas. Pero el grupo prefiere reunirse una a una, lo dicho, pensando que dividiendo gana la banca. Sin embargo, para CSO los resultados deben ser iguales en cada empresa del grupo que hace lo mismo, por eso hemos planteado un Tribunal de Arbitraje Laboral que permita unificar las condiciones. Pensamos y defendemos la unidad de acción, ninguna empresa es más que otra, y por tanto apostamos por la negociación de grupo ya que ellos actúan como grupo cuando les interesa.

Consejo Sindical Obrero reivindica un sindicalismo donde impere la solidaridad, donde la asamblea sea quien decida, donde la negociación vaya ligada a la información y participación de las plantillas. Porque la división y la desinformación solo benefician al empresario.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta