Manifiesto por un 1º de Mayo reivindicativo

En 1886, en Estados Unidos fueron ejecutados un grupo de sindicalistas en Chicago que reclamaban la jornada de 8 horas. En 1889 la segunda internacional de trabajadores declara el 1º de mayo como día internacional del trabajador, como recuerdo a esas víctimas y la necesidad de seguir luchando.

En este año 2020, la clase obrera no podrá salir a las calles del mundo a reivindicar derechos laborales y sociales. Un virus está poniendo al mundo patas arriba, nos tiene confinados en las casas para evitar la extensión de la pandemia y la saturación de los hospitales.

Pero la clase obrera tiene mucho que exigir y reclamar. La situación de extrema gravedad nos está demostrando que el libre mercado por encima de las personas es altamente destructivo para el ser humano. Nos está demostrando que cuando la actividad laboral se para, (hoy por un virus, mañana podría ser por la conquista de derechos) no hay economía que lo resista. Si el país funciona es gracias a la clase obrera, la agricultura, la pesca, la ganadería, la distribución, los autónomos, la limpieza y por supuesto la sanidad y servicios sociales. Empleos que han sido privatizados donde han podido y el resto denostados, con recortes de derechos y salarios de miseria.

Durante años, hemos ido sufriendo reformas laborales continuas, que poco a poco nos han ido quitando derechos, complicando el acceso a la jubilación, reformas que han ido en beneficio de un empresariado voraz, que nos amenaza con llevarse el trabajo si no le reducen sus costes, y así, reforma tras reforma han ido subvencionando contratos, reduciendo indemnizaciones por despido, vaciando la caja de las pensiones, privatizando las empresas públicas rentables económica y sobre todo socialmente.

La Unión Europea que en su día nos facilito dinero para salir del ostracismo, fue a cambio del desmantelamiento del sector productivo, industrial, agrícola y ganadero, porque nuestro destino era y es, el lugar de vacaciones o de jubilación de su trabajadores y trabajadoras. Hoy vemos que la Unión Europea no es más que un mercado, lo que siempre fue, y a España la compraron para que les sirviéramos.

Este PRIMERO DE MAYO, CONSEJO SINDICAL OBRERO no se quiere quedar callado, debemos aprovechar la realidad que estamos viviendo, para que ese esfuerzo de la clase obrera por sacar a toda la sociedad de esta crisis producida por un VIRUS, nos llene las conciencias, y no olvidemos, como hicimos en anteriores crisis económicas, que sólo perdimos nosotras y nosotros. Esta vez, no debe ganar la banca.

SI TODO LO PRODUCIMOS como se ha demostrado, EXIJAMOS hoy desde casa, mañana desde los puestos de trabajo y en las calles, lo siguiente:

  • REVERSIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS PRIVATIZADOS.
    • SANIDAD, LIMPIEZA, SERVICIOS SOCIALES Y EDUCACION
  • RETIRADA DE LAS REFORMAS LABORALES.
    • Causalidad en la contratación o fijeza. Recuperación negociación colectiva. Prohibición horas Extras salvo causa mayor. Eliminación del despido improcedente que pasará a ser nulo. Mayor control de la Inspección de Trabajo sobre jornadas, y condiciones laborales, con el apoyo de la representación sindical.
  • GARANTIZAR EL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES, REDUCIENDO LOS REQUISITOS Y AÑOS PARA LA JUBILACIÓN.

En estos momentos de crisis, donde estamos encerrados en casa,comprobamos que la CLASE OBRERA NO TIENE FRONTERAS, necesitamos mano de obra de otros países para que vengan a realizar los trabajos en el campo o de cuidados de las personas, generando riqueza y beneficios al conjunto de la sociedad. En estos momentos de crisis, también comprobamos cómo la extrema derecha irradia su odio y pone a las empresas por encima de las personas y la salud.

Desde el CONSEJO SINDICAL OBRERO, no podemos dejar pasar el 1 º de Mayo sin reivindicar un ESTADO LAICO sin subordinaciones a ningún tipo de religión, DEMOCRÁTICO, y eso pasa por la ruptura de un sistema monárquico que se ha demostrado corrupto e irracional, así como la reducción de los gastos militares evitando la participación en invasiones a terceros países, LIBRE, con independencia judicial, y con una profunda reforma de leyes que nos amordazan como clase.

POR UN PRIMERO DE MAYO DE CLASE Y COMBATIVO. Organízate en el Consejo Sindical Obrero.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta